STEVIA Y LA SALUD DE TU PRÓSTATA.

El PSA o antígeno prostático específico es una proteína que genera la próstata y que es un indicador de la salud de esta. A mayor producción de esta proteína, peor será la salud de la próstata. Y por tanto, lo ideal es que la concentración del PSA sea reducida.

Según un artículo publicado por la web de medicina  http://www.dsalud.com/  existen estudios que evidencian la relación entre el azúcar y el cáncer de próstata y, que aquellas personas que consumen Stevia (un sustituto natural de azúcar), reducen la cantidad de PSA. También reduce los triglicéridos y facilita una mejora de la circulación capilar arterial, regulando la hipertensión. Esto puede ser beneficioso para problemas de agrandamientos de próstata o prostatitis de origen no bacteriana.

A la Stevia, 10 veces más dulce que el azúcar, se le atribuyen numerosos beneficios, pero sobre todo es un edulcorante que pueden utilizar personas con diabetes sin sufrir las molestias, a veces graves, que puede conllevar la toma de azúcar.

No obstante, la Stevia, que es una planta esta siendo difícilmente distribuida por los impedimentos de las empresas azucareras que actúan como lobbies presionando a los gobiernos para que traten de retrasar al máximo posible la entrada de este edulcorante natural. Un dato curioso de esto es que, mientras la OMS acaba de reducir la cantidad aconsejable de azúcar a 25 gr día (una lata de cocacola tiene el doble), confirmó en 2006 que no existía efectos adversos al tomar Stevia.

Al ser una planta de pequeño tamaño y de fácil cultivo, podemos preparar nuestra propia cosecha. Aunque para sacar el máximo partido, habría que hablarlo con un experto en plantas.

Así que ya sabes, en general, cada vez se aconseja tomar menos azucar. Y si queremos endulzar los alimentos, las bebidas, infusiones, etc... podemos echar mano a la Stevia, aportando así un poco de salud a nuestra próstata.

EL EPILOBIO PARA LA PRÓSTATA.


Para aquellas personas que sufren de Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) o prostatitis, les conviene saber que existe cierta planta que se utiliza desde hace ya algún tiempo para poder reducir la inflamación y que gracias a sus resultados, está atrayendo la atención de la comunidad científica y las empresas farmacéuticas. Se trata del Epilobio, también conocido como Laurel de San Antonio, Adelfilla o Antonina.


Como hemos dicho, podemos encontrarla en farmacias y en herboristería, no obstantes vamos a tratar de describir la planta ya que es muy común y quizá tenemos la oportunidad de encontrarla (realmente la descripción es de wiki porque este blog no es de jardinería).

Epilobium angustifolium (epilobio o adelfilla) es una planta herbácea perenne de la familia Onagraceae.ndice
Hábitat
Es nativo del hemisferio norte templado, crece abundantemente en suelos calcáreos o levemente ácidos húmedos, en campos abiertos, pastos, bordes de ríos y sobre todo en terrenos quemados después de fuegos en el bosque.
Descripción

Los tallos de este hierba perenne son simples y erguidos; de 50 cm a 2,5 m de altura, con hojas alternas, enteras, lanceoladas y finamente dentadas, su aspecto es similar a la del laurel. Las flores son grandes y numerosas y agrupadas en espigas o racimos de color púrpura claro, son radiales simétricas con cuatro pétalos de 2-3 cm . Los estilos tienen cuatro estigmas que se encuentran en racimos simétricos. El fruto es una cápsula con numerosas semillas de color marrón, de 300 a 400 por cápsula, unas 80.000 por planta. Las semillas tienen pelos sedosos para que el viento ayude a su dispersión. Las plantas también se expanden por raíces subterráneas.


















Son muchas las propiedades y beneficios de esta planta (Antiinflamatorio, descongestionante, astringente, cicatrizante, antidiarrñeico, antimicótico, antitumoral, previene la caída del cabello, combate la ginecomastia, antioxidante...) . Pero en lo que nos atañe, hay que destacar que los beneficios que tiene sobre la próstata, son la antiinflamación de esta (para reducir la prostatitis y la HPB) pero además, se le atribuye cierta propiedad anticancerígena , sobre todo la formación de tumores en la próstata.

¿Cómo tomarlo?

Si se toma en pastillas, en preparados concentrados o incluso con otras plantas, normalmente vienen con las dosis indicada. Pero también podemos tomarla en forma de infusión, y es igual de efectiva.

Para preparar este remedio de forma casera, simplemente debemos tener en cuenta que por cada vaso de agua, tenemos que echar de 2 a 3 cucharadas de Epilobio. 
Calentamos 1/4 de agua hasta que hierva, cuando rompa a hervir echamos las dos cucharadas y apagamos el fuego hasta que se entibie (de 5 a 10 minutos). Luego bebemos y no endulzamos, aunque el sabor no sea del todo agradable.

Debemos tomar 2 tisanas al día.

PROSTATODINIA



Un día, después de padecer durante un tiempo algunas de las molestias tipo fiebre, dolor en la zona lumbar, también dolor o ardor al miccionar, sangre en el semen, mayor frecuencia de micción, etc... decidimos que ya es hora de ir al médico para saber de qué se trata. Y después de un análisis, exploración o simplemente unas preguntas, nos corrobora algo que ya intuíamos, tenemos la próstata tocada y nos dice que no se trata de una prostatitis; una segura, saludable pero molesta inflamación de la próstata (recordemos que la terminación -itis, quiere decir inflamación). Pero antes de que empecemos a preocuparnos, el médico nos informa que estamos sufriendo exactamente una Prostatodinia. Pero ¿qué es una prostatodinia? ¿en que se diferencia de una prostatitis?


Pues veamos, mientras la prostatitis es una inflamación de la próstata y su causa es bacteriana u otra producida por otro patógeno, la causa de la prostatitis más común es una infección bacteriana, virus y hongos; aunque también puede deberse a un traumatismo (como por ejemplo un golpe o también como practicar ciclismo en una posición inadecuada). En cambio, el origen de la prostatodinia es aun incierto, no tiene un origen claro, pero eso no quiere decir que esté libre de síntomas, molestias y peligros. Dado que no existe una causa clara, muchos apuestan por un origen Psicógeno, esto quiere decir psicológico. Por tanto tiene una relación directa con el estrés, la ansiedad o la depresión y sus estados continuados. Y entre sus manifestaciones encontramos también una inflamación de la próstata, quizá de ahí su confusión con la prostatitis bacteriana, que es la más frecuente. Que su origen pueda ser psíquico, no quiere decir que todas las prostatodinias lo sean, pueden  haber otras causas como tensión del suelo pélvico y otros patógenos que son de difícil aislamiento, que son difíciles de detectar.


Los tratamientos constan de antiinflamatorios y bloqueadores alfa. Los bloqueadores no reducen el tamaño de la próstata inflamada, pero son muy eficaces para aliviar los síntomas. Este tipo de medicamentos producen la relajación de los músculos alrededor de la próstata y de la vejiga, por lo que la orina pueda fluir más fácilmente.
También pueden tratarse con antidepresivos o ansiolíticos.


Síntomas de la Prostatodinia (similares a los de antiinflamatorio).

  • Ardor y dolor al orinar
  • Ganas de orinar con más frecuencia
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Dolor en suelo pélvico
  • Dolor en periné, encima del pubis, en el escroto, en la espalda, en la uretra, en el pene
  • Sangre en la orina
  • Sangre en el semen
  • Disminución del flujo urinario
  • Dolor con la eyaculación
  • Dolor con las deposiciones
  • Fiebre o febrícula.