DR. HAMMER Y CÁNCER DE PRÓSTATA.


Que la enfermedad tiene un componente psicológico está claro, bien en su inicio bien en la fase de mejora de la esta. El Dr. Hamer (Ryke Geerd Hamer) fue un médico revolucionario a la par que controvertido que después de una gran desgracia en su vida, se dedicó durante toda su vida a la búsqueda de la relación entre enfermedad y psiquismo. Él observó que tras el repetino fallecimiento de su hijo, él y la mujer sufrieron cánceres... el de ella fue mortal. A partir de ese momento Hammer se puso a buscar el orígen de la enfermedad y llegó a conclusiones novedosas que hasta ahora no son del todo aceptadas. Pero veamos qué opina Hamer del cáncer de próstata.

Según el Dr. Hamer, el cáncer de próstata está relacionado con algún tipo de conflicto sexual tipo "sentirse abandonado por la mujer" aunque no siempre la causa de problemas es un conflicto con la mujer y la relación con esta. También se produce por algún tipo problema psico-genital, en el cual se contraponen fuerzas diferentes: por una parte el impulso interno de la reproducción y por otro lado el miedo a su producto. Por ejemplo "miedo a la prole", por ejemplo tener miedo a la dirección la cual está apuntando la vida de un hijo.

Algunas situaciones que pueden servirnos de ejemplo como causas iniciadoras del conflicto que termina con cáncer de próstata:

Una hija lleva a su padre a juicio por un tema de herencias

Un esposo encuentra a su esposa/pareja en la cama con un amante

Un hombre mayor es abandonado por su joven esposa /pareja a favor de un hombre más joven
hechos feos o desagradables que salen a luz durante un divorcio

Para el Dr. Hamer, la intensidad del conflicto será proporcional a la velocidad de proliferación del tumor de cáncer. Un conflicto emocional, una desgracia que se vive de manera personal y que resulta difícil de explicar.

En este ENLACE que he encontrado, podréis ver el libro de Mambretti Giorgio "Medicina Patas arriba ¿Y si Hamer tuviera razón?", donde realiza una síntesis curiosa del enorme trabajo realizado por Hammer y de forma sencilla para llegar a todos los públicos sin necesidad de complejos conceptos médicos. No obstante, yo recomiendo leer el libro con cautela, que el trabajo del Dr Hamer no haya sido tan ampliamente reconocido da que pensar que quizá no todos los profesionales lo ven del mismo modo. Además, es fácil relacionar lo que diga el libro con una enfermedad cuando buscamos respuestas, cuando nos sentimos inseguros tras un problema de salud.

BRÓCOLI PARA LA PRÓSTATA.



El brócoli, junto con las coles de bruselas y el repollo, son variedades de la coliflor. Pero el brócoli es una verdura que hay que tener en en gran estima si deseamos mantener o recuperar la salud de nuestra próstata.

El profesor Adnan Ibrahim Saracoglu en la Universidad de Viena ha investigado durante más de 10 años el efecto de ciertos alimentos sobre la próstata. En su trabajo destaca que el brócoli es un potente antibacteriano y antiinflamatorio. Dos propiedades que nos van a aliviar los problemas del prostatitis, ya sea crónica o aguda, ya sea de orígen bacteriano o no bacteriano.

Por otro lado, la nutricionista Miryam Novillo (Hospital San Rafael, valle de Los Chillos) asegura que el brócoli contiene un sinnúmero de fitonutrientes y, sobre todo, antioxidantes, los cuales le confieren propiedades anticancerígenas, pues evita la formación de tumores, especialmente a nivel de la próstata, senos y ovarios. 

Modo de tomarlo:

El brócoli se hierve por la mañana y hay que tomar la decocción con el estómago vacío. Cuando se toma todos los días durante un período prolongado de al menos un mes en los pacientes afectados sienten una disminución de la inflamación y por tanto de los síntomas que acompañan el agrandamiento de la próstata. También se ha comprobado que en los casos de prostatitits crónica ayuda a reducir las piedras prostáticas si se da el caso.  

* Miryam Novillo afirma que las propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias se ven aumentadas si se consume brócoli con tomate.

RELACIÓN DEL AZÚCAR Y LA PRÓSTATA.


El azúcar es un ingrediente que podemos encontrar en muchos de alimentos que ingerimos, desde bollería hasta fritos industriales (pan, pastas, galletas, pasteles, dulces, jaleas, miel, chocolates, refrescos, alcohol en todas las formas, los dulces de toda naturaleza). No solo se ingiere de forma abusiva, sino que es sabido que este alimento puede llegar a ser muy perjudicial para la salud, incluso para temas serios como el cáncer de próstata. Por eso, hemos decidido escribir este post para analizar la incidencia del azúcar sobre la salud de la próstata.

Incidencia sobre el cáncer de próstata:

El primer aspecto que hay que destacar por su importancia es que el azúcar tiene la capacidad de favorecer la aparición de los cánceres de todo tipo. Por una parte, el azúcar (ya sea glucosa, fructosa, o el azúcar blanco y refinado) es un alimento para las células cancerígenas. De hecho, las células cancerígenas ingieren 25 veces más azúcar que las sanas. Además y relacionado con esto último, la ingesta de grandes cantidades de azúcar, crea un ambiente interior ideal para la aparición y proliferación de células cancerosas. Ya que una célula cancerosa, metaboliza el azúcar, y si hay una escaseza de oxígeno, creando una gran cantidad de ácido láctico, 25 veces más que las células normales. Formando un ambiente ácido alrededor de las células.

No obstante, como hay que tomar azúcar y no es sano vivir sin él, hay que tener en cuenta que no todos los azúcares son iguales. Aquellos como la fructosa, son por ejemplo, mejores que el azúcar blanco y refinado, y últimamente a aparecido un edulcorante llamado Stevia que hasta el momento y según los estudios realizados, parece ser menos dañino. Y por tanto, si debemos mantener un nivel glicémico bajo, es ideal tomar aquellos azúcares menos perjudiciales. Por norma general, el azúcar blanco será el peor.

Un apunte:
Hablando del tema glicémico y los niveles de azúcar en sangre: en aquellas personas que sufren de diabetes, es fácil que se les dispare la cantidad de azúcar en sangre cuando toman azúcar, sea el tipo de azúcar que sea. Si después de recibir tratamiento o los medicamentos necesarios para nivelar el el azúcar, sus niveles siguen igual de altos, existe la posibilidad de estar sufriendo un problema prostático como cáncer de próstata.

Sobre la hiperplasia y la prostatitis:

Como ya hemos dicho, el azúcar (sobre todo el refinado) crea un ambiente ácido, propenso a la proliferación de bacterias y hongos que pueden infectar la próstata creando inflamación del tejido. Se ha comprobado que aquellas personas con dietas con menores cantidades de azúcares sufrían menos infecciones (prostatitis bacteriana)

El azúcar también puede afectar a otras partes del cuerpo, como las glándulas productoras de hormonas. Recordemos que la Hiperplasia Prostática se relaciona con la producción de la hormona testosterona.

En la web de Ecoaldeas, directamente prohíben el consumo de azúcar y aconsejan sustituirlo por otro dulce como la melaza de cereales.
En la web  www.prostate-massage-and-health.com afirman que el 95% de las causas de prostatitis son los abusos sexuales, el estar sentado la mayor parte del tiempo y el azúcar.

Fin:

Nuestro organismo necesita de azúcar, no obstante, no está diseñado para las cantidades de azúcar que tomamos en las dietas actuales. Esta cantidad sobrante de azúcar genera desequilibrios en nuestro cuerpo y favorece la proliferación de infecciones, inflamaciones, enfermedades degenerativas e incluso el cáncer. Lo ideal para mantener una próstata sana, sería reducir la cantidad de azúcar (sobre todo el blanco refinado) y buscar aquellos menos dañinos como las melazas de cereales, miel, Stevia...

http://www.dietametabolica.es/cancerazucar.htm.
* http://dominicanoshoy.com
* http://ecoaldea.com
* http://www.prostate-massage-and-health.com/
http://www.laprostatasana.com  (Stevia)
http://www.laprostatasana.com  (Melaza)