HPB tratada con el Multioscilador de Lakhovsky.

Este es un caso de Hiperplasia Prostática Benigna o HPB, tratadas con el MWO de Lakhovsky. Esta máquina es capaz de regenerar tejidos, produce un efecto antiinflamatorio, revitaliza el cuerpo y cuando fue inventado su principal objetivo fue combatir el cáncer, con unos resultados totalmente asombrosos. La información ha sido extraída del http://curacionenergeticalsky.blogspot.com.es

El inventor del MWO, Lakhovsky,

Casos publicados por el Prof. Dr. José de Felippe Junior ( El Dr. José de Felippe Junior, doctor experimentado, ex profesor de la Santa Casa Médico de la Universidad de Brasil, investigador de nuevas técnicas para la salud y la cura del cáncer. Él tiene una larga hoja de vida y es un PHD graduada académicamente en Fisiología y Profesor Asociado de la Clínica Médica y Terapia Intensiva del Centro. Él ha estado trabajando con el MWO desde hace más de una década y ha tratado a una gran cantidad de patologías. Ha publicado sus trabajos en diferentes revistas y en concreto, el caso que nos ocupa, en La Sociedad Brasileira de oncología Clínica.)

Caso de Hipertrofia prostática benigna. 
Hombre de 56 años con HPB y con dificultas para orinar. Tratamiento con el MWO durante 4 semanas. 

Con 8 sesiones del MWO mejoró la micción, disminuyó el nivel del PSA y aumentó la testosterona,  mientras tanto no se incrementó la dihidrostestosterona. La testosterona aumenta simultáneamente con la disminución de la LH que significa un aumento de la función testicular. Se observó una mejoría que polarizó la TH1, aumentó IGF-I, disminuyó el ácido úrico y disminuye el colesterol malo. El aumento del IGF-I se traduce como una mayor capacidad de sistetizar proteínas y por lo tanto de mejora sanitaria. Esto es importante para disminuir la ferritina lo cual se traduciría en una mejora de la función hepática y en la disminución de la capacidad para formar radicales libres del oxígeno.


LA TERMOTERAPIA CON MICROONDAS PARA LA HPB.

Hace ya más de 10 años que se comprobó mediante estudios serios, la eficacia de la termoterapia con microondas para el tratamiento de las Hiperplasias Prostáticas Benignas. No obstante, aunque es un tratamiento relativamente reciente y se sigue investigando, actualmente se está aplicando de forma más o menos segura y eficaz.

¿En qué consiste el tratamiento de termoterapia con micoondas?



Como se observa en la imagen, la Termoterapia transuretral de microondas (TTUM) utiliza un catéter especial con una punta que contiene una antena para suministrar energía de microondas a la próstata, lo que causa altas temperaturas dentro de la próstata sin afectar a las estructuras adyacentes. El calor matará células de la próstata, por lo que la próstata se convertirá de manera efectiva más pequeña y opondrá menos obstrucción al flujo de la orina.
Los sensores en el catéter y en un tubo en el recto permiten la supervisión de las temperaturas durante todo el procedimiento, y un sistema de refrigeración circula agua dentro del catéter para proteger la uretra.
El procedimiento dura aproximadamente una hora y se realiza de forma ambulatoria sin anestesia. Debido al calentamiento de la próstata y la irritación que resulta, la próstata puede crecer hasta justo después de la terapia, por lo general, después se coloca un catéter que se mantendrá durante aproximadamente una semana.
Los síntomas pueden empezar a disminuir después de tres semanas TTUM.

¿Qué beneficios tiene?

Las Ventajas que tiene la Termoterapia con microondas incluyen el bajo impacto del tratamiento en la condición física y la mayoría de los pacientes pueden volver a su actividad normal inmediatamente después del tratamiento. 
No hay prácticamente ninguna pérdida de sangre a través de la orina. 

¿Qué desventajas tiene?

Las desventajas incluyen el tiempo que toma para la próstata a ser más pequeño y una pequeña posibilidad de eyaculación retrógrada permanente, es decir, una condición en la que el semen entra en la vejiga en lugar de ser expulsado a través del pene. 
Esto no tiene ningún impacto en la sensación asociada con el orgasmo. No obstante, aunque no produzca ni daño, ni sea peligroso y se pueda disfrutar del sexo, siempre tendremos que tener en cuenta que los hombres con eyaculación retrógrada puede ser estéril (incapaz de tener hijos). 
La disminución en el tamaño de la próstata es menor que conseguido con la cirugía, mientras que no todas las próstatas son buenos candidatos para TTUM. 
Termoterapia de la próstata es una técnica recientemente añadido, que todavía es en gran medida en el desarrollo.


LA PRÓSTATA FEMENINA.



Aunque la mayoría de la gente conoce que la próstata es un tema del sexo masculino, son pocas las personas que sabe que las mujeres también tienen próstata. Se la conoce como próstata femenina o glándulas de Skene, también llamadas glándulas uretrales, parauretrales, glándulas vestibulares menores o punto U.

¿Dónde se localiza la próstata femenina?

Ilustración del libro "Coño Potens", dibujante MagnaFranse
Esta situada entre la vejiga y la vulva. De hecho, a simple vista pueden observarse en la vulva cerca de la uretra.

¿Tiene la misma función que la próstata masculina?

Prácticamente sí.
Tiene una gran relación con el orgasmo femenino. Conforme se acerca el punto de orgásmo, los conductos de la próstata femenina se llenan de un líquido alcalino, proteíco con cierta capacidad protectora y que es expulsado en el momento justo del orgasmo.
No obstante, y aun no está del todo demostrado, es probable que también expulse este líquido antes del orgasmo, durante la excitación, con lo cual, no solo tendría una función protectora, sino que además prepararía las paredes de la vulva y la vagina para la penetración.

¿Tienen problemas de próstata igual que los hombres?

El urólogo Hernán Aponte afirma que “incluso, se han reportado unos 200 casos de mujeres muertas por cáncer de próstata en el mundo”. Hay que tener en cuenta que muchos de los problemas de la próstata masculinas, están íntimamente relacionadas con las concentraciones de testosterona. No obstante hay mucho que investigar. 

Aunque en la literatura médica ya se conocía la existencia de estas glándulas, no fue hasta el 2001 cuando la comunidad científica aceptó el concepto de próstata femenina.