El alcohol y la próstata.

En nuestra sociedad esta bien visto beber una copita, unas cervezas, un café tocado, o un buen vino, y aunque todo en su justa medida puede llegar a ser "bueno" (quizá la justa medida sea ninguna), se sabe que el alcohol puede conllevar cierto riesgos para la próstata. Riesgos que se deben tener en cuenta si tenemos algún problema de próstata.

Veamos:

1º- Un estudio, que incluyó a más de 10, 000 hombres, encontró que los que bebían mucho, o sea 50 gramos de alcohol puro por día, la cantidad que se encuentra en cuatro copas de licor fuerte, cinco o más días de la semana, tenían más del doble de probabilidades que los que bebían menos de desarrollar lo que se conoce como cáncer de próstata de alto grado. En cambio, no hubo diferencia en el riesgo de cáncer de próstata entre abstemios y los que bebían de forma moderada.

2º- El alcohol es un irritante, como el café, té o bebidas de cola. El alcohol irrita, no solo el estómago u otras partes del sistema digestivo, también la próstata. Por tanto, en los casos de las prostatitis crónicas el paciente debe evitar las situaciones de stress y seguirá un régimen dietético blando y fraccionado evitando el café, los condimentos irritantes y el alcohol.

3º- En cuanto a las infecciones de próstata, que pueden provocar el agrandamiento de esta, entre los factores que predisponen al desarrollo o infección de la próstata se encuentran el consumo de grasas, o alimentos demasiado ricos en azúcares y la ingestión de bebidas alcohólicas.

Así que ya sabes, si quieres cuidar tu próstata, no bebas. Sobre todo si ya tienes algún problema. Pero si bebes, bebe con moderación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada