Prostatitis e infección de orina.

Seguramente, en algún momento habréis notado escozor al orinar, en la ducha o con el simple roce con la ropa interior. Esto se debe a una infección leve del tracto urinario y, aunque en los hombres es menos frecuente que en las mujeres, se dan muchos casos.

Realmente, no es que los hombres tengamos menos infecciones de orina, sino más bien que las tenemos menos agresiva. Es una cuestión de morfología y nada más.

Lo que sucede es que cuando se presentan infecciones recurrente y fuertes, la infección puede ascender por la uretra y afectar a los riñones (con sus típicos dolores de espalda baja), pero también puede afectar a la próstata. 

De hecho, hace unos años se descubrió que existía una relación entre la infección de orina y la prostatitis y que los hombres que con el tiempo tenían frecuentes uretritis, sufrían más cantidad de infecciones de la próstata.

Por eso, si estás en este grupo de riesgo: más de 50 años y con frecuentes infecciones urinarias, te conviene tomar alimentos diuréticos. Zumos de arándano rojo y de agua con limón vienen muy bien y se ha comprobado su eficacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada