CLORURO DE MAGNESIO.

Desde ya hace algunos años, la comunidad científica está prestando una atención especial a un suplemento alimenticio compuesto por Cloro y Magnesio y que se conoce como Cloruro de Magnesio. 

En general, el magnesio elimina el calcio que se encuentra acumulado en algunos lugares y lo lleva a los huesos, reanima y activa los órganos de las funciones vitales y depuradores (glándulas, riñones, hígado...) eliminando el ácido úrico y depura la sangre. Son muchos más los otros beneficios que podemos citar, pero según las últimas pruebas, el Cloruro de Magnesio es capaz de reducir la Prostatitis, la Hiperplasia Prostática Benigna y además, previene contra el cáncer de próstata (aunque si se ha detectado un cáncer, ciertos expertos recomiendan no tomarla).

Este complemento viene a suplir una carencia de estos minerales en las dietas actuales y también los déficit que hay en el cuerpo cuando este no tiene la capacidad necesaria de absorber a través del sistema digestivo... bien por la edad, bien por algún problema digestivo. Y es cuando existe la carencia de Magnesio y Cloro cuando se producen ciertos problemas de salud, o se agravan.

De hecho, el cloruro de magnesio no tiene contraindicaciones porque no es un medicamento, sino un complemento alimenticio. Aunque no es aconsejado tomar si se padece cierta intolerancia, colitis, diarreas o insuficiencia renal. Además, hay que decir que no produce adicción.

La cantidad a tomar debe ser vista en cada caso. No obstante un colaborador de la web aclaró su caso y comentó que él recomendaba para los casos de inflamación de la próstata y para los problemas urinarios, verter en 1 litro de agua 30 gr de Cloruro de Magnesio y tomar 3 vasos diarios. Lo ideal es hervir el agua y añadir el contenido con el agua caliente para que este se disuelva fácilmente.

El Cloruro de Magnesio lo podemos encontrar en farmacias, parafarmacias, tiendas de alimentación y herboristerías. Y es posible que se venda ya en dosis preparadas, que simplemente debes tomar según tu caso.

Para prevenir los males de próstata (y otros) se recomienda empezar a tomar a partir de los 40 años. Y empezar con dosis pequeñas. Con la edad aumentarla.




1 comentario:

  1. Me parece que este remedio es muy bueno, según este comentario y por tal motivo lo voy a comprar lo mas pronto posible

    ResponderEliminar