EMBOLIZACIÓN DE LA ARTERIA PROSTÁTICA, PAE

Hace pocos meses que se está dando un nuevo tratamiento médico para eliminar las molestias del agrandamiento de la próstata y sus consecuentes molestias como pueden ser: mayor frecuencia y necesidad de miccionar, dolores al orinar, micción discontinua, etc, recibe el nombre Embolización de la arteria prostática o PAE.
Imagen extraída de http://scielo.isciii.es/scielo.php

El tratamiento es poco invasivo, y después de 3 horas los pacientes que se han tratado con este proceso médico suelen poder marcharse a casa con una reducción de la próstata y la eliminación total de los síntomas. Más de un 90% de los casos de pacientes afectados de Hiperplasia prostática benigna (HPB) se recuperan y ven una mejora absoluta de esta. Además, de los estudios y los pacientes tratados (PAE) se extrajo otro dato significativo: ninguno ha tenido problemas importantes que sí pueden aparecer por otros tratamientos más invasivos como impotencia, perdidas de orina o infecciones.

El procedimiento consiste en introducir un catéter por la arteria localizada en la ingle que irriga la próstata (no confundir con un catéter introducido por la uretra). Esto produce una embolia parcial que disminuye la entrada de sangre que llega hasta la próstata haciendo que esta se reduzca de tamaño.

Este procedimiento (embolización de la arteria prostática) apenas es doloroso y aunque en la mayoría de los casos el paciente prefiere una sedación parcial y segura similar a la que se aplica en los procesos odontológicos o dentistas. No es necesario anestesia general y algunos pacientes ni si quiera utilizan la sedación parcial de la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada