Mostrando entradas con la etiqueta La próstata inflamada.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta La próstata inflamada.. Mostrar todas las entradas

FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA EN EL TRATAMIENTO DE LA PROSTATITIS.

Para tratar la prostatitis, una inflamación de la próstata tan común y molesta que se da en varones entre 20 y 50 años, no solo podemos ayudarnos de farmacología o hábitos alimentarios y de vida más adecuados, sino que también puede ser tratada desde puntos de vista parecidos pero diferentes.

Tanto la fisioterapia como la osteopatía tienen en común que en el tratamiento de la prostatitis no producen efectos secundarios. Y en los dos casos se están consiguiendo resultados muy positivos, tanto es el caso que algunas clínicas ya incluyen estos tratamientos como complementos a los tratamientos tradicionales mediante medicamentos.

En el caso de la fisioterapia, podemos destacar el caso Hospital Vithas Parque San Antonio de Málaga , en España. Donde la fisioterapia utiliza técnicas propias de la rehabilitación y la disciplina para conseguir una mejora en la salud del paciente. Entre ellas podemos encontrar tratamientos de electroestimulación, punción seca, ejercicios específicos o la aplicación de frío y calor. Hasta la fecha, la impresión de los pacientes es muy positiva.

Desde la visión osteopática, podríamos destacar un estudio aleatorio controlado realizado por S. Marx, U. Cimniak, R. Beckert, F. Schwerla. y K.L. Resch. Publicado en la Osteopatía uns Naturheilkunde, Alemania. Tanto la calidad de vida, la frecuencia de micción o el constante dolor del suelo pélvico fueron notablemente mejorados después de sesiones durante 8 semanas. De hecho, el mismo estudio afirma que las mejorías encontradas fueron sensiblementes mejor que los pacientes de control que habían sido tratados mediante ejercicios y fisioterapia.

Las conclusiones extraídas tanto de la experiencia como de los estudios realizados son muy positivos y podemos afirmar que tanto la fisioterapia como la osteopatía son dos tratamientos que pueden ser utilizados como alternativa o complemento de los tratamientos modernos.

EMBOLIZACIÓN DE LA ARTERIA PROSTÁTICA, PAE

Hace pocos meses que se está dando un nuevo tratamiento médico para eliminar las molestias del agrandamiento de la próstata y sus consecuentes molestias como pueden ser: mayor frecuencia y necesidad de miccionar, dolores al orinar, micción discontinua, etc, recibe el nombre Embolización de la arteria prostática o PAE.
Imagen extraída de http://scielo.isciii.es/scielo.php

El tratamiento es poco invasivo, y después de 3 horas los pacientes que se han tratado con este proceso médico suelen poder marcharse a casa con una reducción de la próstata y la eliminación total de los síntomas. Más de un 90% de los casos de pacientes afectados de Hiperplasia prostática benigna (HPB) se recuperan y ven una mejora absoluta de esta. Además, de los estudios y los pacientes tratados (PAE) se extrajo otro dato significativo: ninguno ha tenido problemas importantes que sí pueden aparecer por otros tratamientos más invasivos como impotencia, perdidas de orina o infecciones.

El procedimiento consiste en introducir un catéter por la arteria localizada en la ingle que irriga la próstata (no confundir con un catéter introducido por la uretra). Esto produce una embolia parcial que disminuye la entrada de sangre que llega hasta la próstata haciendo que esta se reduzca de tamaño.

Este procedimiento (embolización de la arteria prostática) apenas es doloroso y aunque en la mayoría de los casos el paciente prefiere una sedación parcial y segura similar a la que se aplica en los procesos odontológicos o dentistas. No es necesario anestesia general y algunos pacientes ni si quiera utilizan la sedación parcial de la zona.

PROBLEMAS AL ORINAR, PRIMERAS PISTAS DE LOS PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA.

Por la posición de la próstata, en el momento en que esta se inflama, por prostatitis o por una Hiperplasia Prostática Benigna que son en la mayoría de los casos, esta presiona el tracto urinario y es frecuente que entre los síntomas más significativos se vean problemas al orinar. Lo más frecuente es:


1- La micción no se produce de forma natural, hay que hacer fuerza. Se puede producir un retraso o dificultad para miccionar.

2- Al terminar de miccionar se mantiene un goteo o sale de forma interrumpida en varias veces hasta terminar.

3- Chorro de orina fino y sin fuerza.

4- No quedarse satisfecho al terminar, como si quedara mas orina y no haber acabado.

5- Tener que orinar muchas veces durante el día, la presión sobre la vejiga hace que se tengan ganas más frecuentemente.

6- Tener que orinar varias veces por la noche.

7- Urgencia en ir a orinar, cuesta mucho retener la micción.

8- Perdida o escape de orina, difícil de retener.


Un remedio casero para las molestias.


El siguiente es un remedio casero y natural que utiliza pipas de calabaza, un ingrediente que se ha demostrado ayuda a reducir los problemas de próstata agrandada, ya sea por inflamación o por Hiperplasia prostática benigna.

Ingredientes:

2 cucharadas soperas de semillas de una calabaza anaranjada.

1 cucharadas de melaza.

2 cucharadas de miel oscura.

Cardamomo.

1 cucharadita de canela en polvo.

½ limón.


Cómo preparar:

Para preparar el remedio, hay que pelar las semillas de calabaza y triturarlas hasta conseguir una pasta más o menos homogénea. Mezclar con melaza y la miel oscura, remover hasta lograr un jarabe espeso. Luego se debe agregar un poco de cardamomo, la canela y el jugo del medio limón.


Cómo aplicar:

Para conseguir el mayor efecto de este remedio casero se debe tomar una cucharada todas las mañanas pero en ayunas, hágalo por menos tres veces a la semana.

PROSTATITIS CRÓNICAS. CAUSAS Y SÍNTOMAS.


Existen básicamente tres tipos de prostatitis, la no bacteriana, la bacteriana y la bacteriana crónica.

La prostatitis bacteriana es curable, normalmente el médico puede recetar antibiótico para tratar la infección producida. Normalmente, la no bacteriana también es curable. Pero cuando la bacteriana no se cura con antibiótico aparece la protatitis crónica. Este tipo de inflamación de próstata no suele ser curable, y a veces , quien la sufra, estará mejor unas veces y otras veces peor.

Pero existe un remedio para aliviar este tipo de agrandamiento de próstata realizando una operación quirúrgica. Normalmente no se suele hacer en hombres jóvenes debido a que puede causar eyaculación retrógrada, lo cual puede llevar a esterilidad, impotencia e incontinencia.

El procedimiento tarda aproximadamente una hora y a usted se le aplicará anestesia general (dormido y sin dolor) o anestesia raquídea (despierto, sedado y sin dolor).

El cirujano introducirá un instrumento similar a un tubo llamado cistoscopio (o endoscopio) a través de la uretra (el conducto que lleva la orina desde la vejiga fuera del pene). El cirujano introduce luego una herramienta especial para cortar a través del cistoscopio. Esta herramienta extirpará parte de la glándula prostática pedazo por pedazo con una corriente eléctrica. El procedimiento se denomina resección transuretral de la próstata.
La RTUP es uno de los procedimientos más comunes para este problema, pero también hay disponibilidad de otros procedimientos menos invasivos. El médico tendrá en cuenta el tamaño de la próstata, su salud y el tipo de cirugía que usted puede necesitar.

Entres las causas más comunes de prostatitis crónica encontramos:
Daños o irritación nerviosa de las zonas de la pelvis baja. Bien de origen muscular (entre ellos el Psoas) o bien de origen raquídeo (hernias, protusiones o bloqueo de las carillas articulares).
Debilidad muscular del suelo pélvico.
Deportes como el ciclismo que ejercen una presión constante en la zona.
Infecciones resistentes a los antibióticos o parásitos.
Problemas urinarios de reflujo.
Irritación química bien por una mala irrigación sanguínea, drogas, medicamentos o alimentación deficiente.
Ciertas prácticas sexuales.

Los síntomas más comunes son:
Dolor al orinar o sensación de no haber terminado de orinar.
Orina con sangre.
Dolor en área genital y zona lumbar que en ocasiones puede confundirse con problemas en los riñones.
Dolores al eyacular.
O incluso dolor el defecar.

CAUSAS DE LA PROSTATITIS Y LA HIPERPLASIA PROSTÁTICA.


Las causas o factores de riesgo de la prostatitis o próstata inflamada:

La prostatitis crónica está causada, generalmente, por infección bacteriana y puede estar asociada a una infección del tracto urinario, uretritis, epididimitis o prostatitis aguda. Las causas más comunes son las bacterias Escherichia coli, proteus, enterobacter y klebsiella. El problema se diagnostica en 5 de cada 1.000 visitas de pacientes y se estima que, no menos del 35 por ciento de los hombres mayores de 50 años, pueden tener prostatitis crónica. El aumento de riesgo se asocia con hombres mayores de 30 años.

Existen ciertos factores que pueden predisponer a una persona a desarrollar prostatitis crónica, tales como el consumo excesivo de alcohol, alguna lesión perineal y ciertas prácticas sexuales. Se ha planteado que estos factores pueden causar congestión de la glándula prostática que ofrece un excelente terreno para la reproducción de diversas bacterias.

Las causas o factores de riesgo que generan la Hiperplasia prostática:

La causa principal es la presencia de hormonas sexuales masculinas. La próstata en los primeros años de la infancia es inicialmente pequeña. Pero a medida que continuamos cumpliendo años, esta aumenta, doblando o incluso triplicando el tamaño. Se relaciona este crecimiento con la presencia de andrógenos u hormonas sexuales masculinas.

En principio este proceso es del todo natural ( más del 90% de los hombres mayores de 80 años tienen esta afección), y no conlleva más molestias que, en algunos casos, afecta a la micción (ya que comprime el tracto urinario). Esto puede ser verdaderamente molesto y facilitar la proliferación de infecciones en zonas como la vejiga o la uretra.

Remedios para los males de la próstata: La ortiga.


Las propiedades de la ortiga eran bien conocidas desde la antiguedad, los griegos la utilizaban para curar las infecciones,la tos, la artritis y para estimular el crecimiento del cabello. La practica de la flagelación terapeutica remonta a la antiguedad. Pero esto no es exactamente lo que nos interesa ahora mismo... Las cualidades de la ortiga pueden extraerse del siguiente método:

Remedio casero con Extracto de Ortiga (Urtica dioica)

Dos cucharadas de extracto de Ortiga por día ayudan a que la micción sea completa y por ende reduce las ganas frecuente de orinar.
La raiz contiene fitosteroles y fenoles que ayudan a limitar la hipertrofia de la próstata y asi mejorar los sintomas molestos de ese problema frecuente en los hombres de mas de 50 años.

Baños de asiento para prostatatitis o próstata inflamada.


Se recomienda orinar con frecuencia y realizar la evacuación total para disminuir los síntomas de urgencia y frecuencia urinaria.

Si la próstata inflamada obstruye la uretra, la vejiga puede ser incapaz de vaciarse y puede ser necesaria la colocación de un catéter suprapúbico que permita a la vejiga drenar a través del abdomen. Los baños de agua caliente en la tina o los baños de asiento pueden aliviar un poco el dolor perineal y el dolor de espalda bajo asociado con la prostatitis aguda.

Los baños de asiento se deben hacer un par de veces al día y una duración de unos 20 minutos.
Se puede hacer con agua caliente o fría sola o puedes incluir tomillo o cola de caballo. Las propiedades antiinflatorias de estas plantas ayudan a aliviar el dolor de la próstata inflamada o prostatitis.

Impotencia y próstata. Algo que saber.

De las operaciones, pueden causar impotencia la cirugía de próstata y de la vejiga, ya que es posible se dañe una de las partes que genera y origina la erección. Se podrían obstaculizar los impulsos nerviosos que originan reacciones en las estructuras vasculares que irrigan los órganos sexuales masculinos, así como ciertos músculos y algunas glándulas.

Pero existen muchas enfermedades que suelen causar dificultad en la erección y no debe achacarse de primeras a algún problema de la próstata:

Diabetes

Enfermedades renales

Alcoholismo crónico

Esclerosis múltiple

Ateroesclerosis

Enfermedades vasculares

Enfermedades neurológicas

Y sin tener en cuenta los problemas psicológicos.

Lo mejor es pedir consejo a tu médico o al urólogo.

PERO QUÉ HAY DE LOS CASOS DE IMPOTENCIA QUE SÍ TIENEN QUE VER CON EL AGRANDAMIENTO DE PRÓSTATA? ENLACE.

La próstata.



La próstata es un órgano glandular del aparato genitourinario únicamente masculino (las mujeres no la tienen), con forma de castaña, localizada enfrente del recto, debajo y a la salida de la vejiga urinaria. Contiene células que producen parte del líquido seminal que protege y nutre a los espermatozoides contenidos en el semen.




En la próstata se pueden distinguir varias zonas, pero las más importantes ecográficamente son:

1-Estroma fibromuscular; se extiende posterolateralmente y forma la cápsula.
2-La zona transicional, próxima al verum montarum y al tejido glandular periuretral.
3-La zona central, que rodea a la zona de transición. Es asiento de la hiperplasia de próstata.
4-La zona periférica o marginal, que es donde se suele localizar el cáncer, ocupa el 75% del volumen total.


Información extraída de Wikipedia.