Mostrando entradas con la etiqueta Melatonina y cáncer de próstata.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Melatonina y cáncer de próstata.. Mostrar todas las entradas

REDUCE EL CÁNCER DE PRÓSTATA CON MELATONINA.


Actualmente se están celebrando diversas conferencias sobre Avances en Investigación de Cáncer de Próstata de la Fundación de Cáncer de Próstata. En una de ellas, han expuesto los resultados de un estudio realizado sobre casi 1000 hombres por el grupo de Sarah C. Markt, candidata doctoral en el Departamento de Epidemiología de la Escuela de Harvard de Salud Pública de Boston, Estados Unidos.


La misma Sarah, afirmó: "Hemos visto que los hombres que tenían niveles más altos de melatonina presentaban un 75 por ciento menos de riesgo de desarrollar cáncer de próstata avanzado en comparación con los hombres que poseían niveles más bajos de melatonina".... un 75%!!!

La melatonina es una hormona que se sintetiza en la glándula pineal, la madre de todas las glándulas y que las regula según los niveles de luz y oscuridad. A partir de los 30 años, esta glándula suele calcificarse y disminuye pues la cantidad de melatonina sintetizada. Se, sabe que si la concentración de melatonina es muy baja puede producir problemas de depresión, de insomnio, incluso un envejecimiento prematuro. Pero ahora también se sabe que la melatonina en bajas cantidades aumenta la probabilidad de sufrir cáncer de mama y cáncer de próstata. Quizá esto se deba a que la melatonina, tiene un gran efecto antioxidante.


En fin, para regular los ciclos circadianos, es aconsejable seguir rutinas de sueño y vigía. Acostarse siempre a la misma hora y despertarse pronto. Se sabe también que los carbohidratos, tomados por la noche, facilitan el sueño, aunque es contraproducente si quieres perder peso. No tomar excitantes, por ejemplo café, a partir de las 5 de la tarde y, algo muy importante, es evitar la calcificación de la glándula pituitaria. Esto la hará más sensible a los cambios de luz y oscuridad, y regulará mejor los ciclos de vigía y sueño. Para ello es ideal tomar una dieta alcalina que contrarreste la acidez del metabolismo de los alimentos tomados así como de la actividad celular. Un remedio sería pues tomar medio vaso de agua con medio limón exprimido sin azúcar, antes de acostarse; o tomar un poco de jengibre por las mañanas.