Mostrando entradas con la etiqueta Prostatodinia.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Prostatodinia.. Mostrar todas las entradas

PROSTATODINIA



Un día, después de padecer durante un tiempo algunas de las molestias tipo fiebre, dolor en la zona lumbar, también dolor o ardor al miccionar, sangre en el semen, mayor frecuencia de micción, etc... decidimos que ya es hora de ir al médico para saber de qué se trata. Y después de un análisis, exploración o simplemente unas preguntas, nos corrobora algo que ya intuíamos, tenemos la próstata tocada y nos dice que no se trata de una prostatitis; una segura, saludable pero molesta inflamación de la próstata (recordemos que la terminación -itis, quiere decir inflamación). Pero antes de que empecemos a preocuparnos, el médico nos informa que estamos sufriendo exactamente una Prostatodinia. Pero ¿qué es una prostatodinia? ¿en que se diferencia de una prostatitis?


Pues veamos, mientras la prostatitis es una inflamación de la próstata y su causa es bacteriana u otra producida por otro patógeno, la causa de la prostatitis más común es una infección bacteriana, virus y hongos; aunque también puede deberse a un traumatismo (como por ejemplo un golpe o también como practicar ciclismo en una posición inadecuada). En cambio, el origen de la prostatodinia es aun incierto, no tiene un origen claro, pero eso no quiere decir que esté libre de síntomas, molestias y peligros. Dado que no existe una causa clara, muchos apuestan por un origen Psicógeno, esto quiere decir psicológico. Por tanto tiene una relación directa con el estrés, la ansiedad o la depresión y sus estados continuados. Y entre sus manifestaciones encontramos también una inflamación de la próstata, quizá de ahí su confusión con la prostatitis bacteriana, que es la más frecuente. Que su origen pueda ser psíquico, no quiere decir que todas las prostatodinias lo sean, pueden  haber otras causas como tensión del suelo pélvico y otros patógenos que son de difícil aislamiento, que son difíciles de detectar.


Los tratamientos constan de antiinflamatorios y bloqueadores alfa. Los bloqueadores no reducen el tamaño de la próstata inflamada, pero son muy eficaces para aliviar los síntomas. Este tipo de medicamentos producen la relajación de los músculos alrededor de la próstata y de la vejiga, por lo que la orina pueda fluir más fácilmente.
También pueden tratarse con antidepresivos o ansiolíticos.


Síntomas de la Prostatodinia (similares a los de antiinflamatorio).

  • Ardor y dolor al orinar
  • Ganas de orinar con más frecuencia
  • Fiebre
  • Cansancio
  • Dolor en suelo pélvico
  • Dolor en periné, encima del pubis, en el escroto, en la espalda, en la uretra, en el pene
  • Sangre en la orina
  • Sangre en el semen
  • Disminución del flujo urinario
  • Dolor con la eyaculación
  • Dolor con las deposiciones
  • Fiebre o febrícula.