Mostrando entradas con la etiqueta Remedios para la próstata inflamada o prostatitis: Ansiedad y estrés y estado emocional.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Remedios para la próstata inflamada o prostatitis: Ansiedad y estrés y estado emocional.. Mostrar todas las entradas

La parte emocional de la inflamación de próstata.

¿Qué relación tienen nuestras emociones en la próstata inflamada?

Pues bien, aunque no lo sepamos, nuestro estado anímico puede afectar, y mucho. La mayoría de la gente no es consciente de que tienen la costumbre de contraer o tensar los músculos de la pelvis y el ano. Al no relajarse y reforzar estos músculos a menudo, se produce la irritación de los músculos que rodean y están en contacto con la glándula prostática, causando este problema y el dolor y demás molestias conocidas. Cuando se contraen frecuentemente los músculos de la pelvis y ano sucede que se produce una falta de oxigenación y nutrición de los tejidos a causa de que el riego sanguíneo no llega a todas partes. Es el mismo efecto que el que produce las llagas de las personas que están mucho tiempo tumbadas en la misma posición, de vez en cuando hay que girarlas.

El estrés, una tensión diaria (en el trabajo, en las relaciones familiares, problemas económicos, etc...), un problema de ansiedad puede ser el origen de esta tensión (como apretar la mandíbula de forma inconsciente), aunque también puede deberse a la necesidad de retenter la evacuación intestinal y no depositarla en cualquier lugar o momento ... por el beneficio común.

Pero bueno, más allá de las razones psicológicas, hay que empezar a ser consciente de esta tensión y aprender a relajar los músculos. Con el tiempo estos músculos se relajarán más a menudo y con el tiempo notarás un alivio en los síntomas.